Home

   
   

 

 

REHABILITACIÓN Y AMPLIACIÓN TEATRO CAMPOS ELÍSEOS, BILBAO, ESPAÑA

Bilbao (España)

Estudio de Arquitectura Santiago Fajardo

Año fin de obra: 2.010

Superficie construida: 7.800 m2

 

 

 

Síntesís

Recuperación y ampliación privada de un curioso modelo modernista de teatro a la italiana, con fidelidad a los elementos originales y un discurso contemporáneo de contraste que aporta soluciones tecnológicas capaces de convertirlo en una máquina de extraordinaria versatilidad, con múltiples posibilidades de explotación que garantizan su sostenibilidad.

Propuesta de fuerte contraste que busca el juego de la sorpresa en la secuencia de ingreso a una sala de gran expresividad decorativa y cromática que se ofrece con renovado esplendor.

   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   




   
 



 
   
 



 
   
 

ESTADO ORIGINAL FOTÓGRAFO CONSTRUCCIONES OLABARRI


     

 
     
   
 



 
   




   
 



 
   
 









 
   
 




 
   
     

 

 

Breve descripción

El Teatro Campos Elíseos cristaliza en Bilbao un curioso e inédito modelo de arquitectura modernista, entretejida sobre una traza de teatro a la italiana y realizado con dos novedosas soluciones tecnológicas de la época: la estructura de esqueleto metálico y la fachada moldeada con piedra artificial.

Arraigado en un contexto (los Campos Elíseos) hoy desaparecido, fue construido en 1902 y ha vivido una azarosa experiencia de transformaciones en aras de su propia continuidad, pudiendo decirse que ha sido co-protagonista de todos los procesos de transformación habidos en la manzana; con la segregación de partes fundamentales de su primigenia identidad que hoy día son ocupadas por otros inmuebles.

Los restos que del Teatro Campos Elíseos han llegado hasta nosotros son la sala y el espacio intersticial de circulación y acceso a la misma, la caja escénica y un pequeño cuerpo lateral contiguo a la sala por su costado izquierdo por el que discurría una escalera de comunicación vertical conectando todos los niveles de público. Apenas aquellos mínimos necesarios para seguir hablando de teatro, o dicho de otro modo; en caso de haber perdido muy poco más, no podríamos haber entendido el edificio como tal.

La propuesta de convertir el Teatro Campos Elíseos en un espacio escénico de vanguardia nos ha llevado a plantear las siguientes directrices de intervención:

-            Restauración que ha permitido la recuperación del edificio original y sus elementos relevantes: fachada, sala y estructura original

-            Regeneración funcional realizando las necesarias ampliaciones y crecimiento del edificio original que ha permitido asumir la falta de espacio existente en el estado original para cubrir las dotaciones básicas y logísticas que actualmente demanda el teatro siendo imposible el mantenimiento del edificio en sus límites anteriores.

Así el edificio crece en horizontal mediante la ocupación de un cuerpo contiguo al hombro derecho que ha permitido resolver tanto el acceso de artistas y técnicos, como la dotación de servicios ligados al escenario y parte de los servicios de público en planta baja. Y en vertical, bajo la sala  obteniendo una cámara para la implantación de un sistema mecánico combinado de plataformas móviles y butacas escamoteables que posibilitan su configuración polivalente mediante un sistema robotizado y sobre la sala que permite obtener; tanto la superficie necesaria para el área administrativa, técnica y de formación; así como para muy estratégicas dotaciones del teatro (cafetería y una sala polivalente de interesante complementariedad al escenario en la funcionalidad del conjunto).

-            Implementación tecnológica: vinculadas al equipamiento en la sala principal, caja escénica y sala polivalente, que ha permitido la creación de un espacio escénico multifuncional y altamente tecnificado. Así, en la sala principal, la implantación de un sistema mecánico de butacas proporciona a la sala una gran polivalencia, que permite configurar diferentes modelos y aforos, en función de las necesidades de explotación; pudiéndose representar espectáculos de teatro, ópera, zarzuela, conciertos sinfónicos y de cámara, conciertos de pop-rock, cabaret, recepciones y bailes.

La actuación se ha resuelto con un discurso inequívocamente contemporáneo de cierta neutralidad y compatibilidad con los restos preexistentes, mediante la disposición de un cerramiento exterior de vidrio en situación retranqueada respecto de la alineación de la fachada original que, de este modo, se ofrece en primer término como protagonista destacado de la escena.

Esta transparencia permite además una interesante posibilidad y es la exhibición de su renovada vitalidad, que se muestra abiertamente al exterior haciendo representación de sí mismo, o lo que es igual: un teatro del propio teatro.

Del mismo modo se ha procedido a tratar los nuevos espacios interiores intersticiales, que median entre el exterior y la sala; proporcionando a los mismos una personalidad serena y rigurosamente contemporánea que refuerzan la percepción sorprendente de un fruto oculto, interior -la sala de butacas- bellísima, deslumbrante y colorista tras su restauración.

   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   

 


   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 



 
   
 

ESTADO REFORMADO FOTÓGRAFO JUAN MERINERO Y ESF ( ESTUDIO DE ARQUITECTURA SANTIAGO FAJARDO)




 


Todos los Derechos Reservados © Arqchile.cl, 2001

ISSN  0718-431X  versión en línea  

Arquitectos Jorge Harris y Carolina Harris

e-mail: jharris@entelchile.net