Home

 

Museo Mercedes-Benz

Stuttgart, Germany
Ben van Berkel
UNStudio

 

El edificio, que será inaugurado el viernes por la canciller Angela Merkel, es una joya arquitectónica con tintes futuristas. Sus 16.500 metros cuadrados de exposición acogerán modelos míticos de la marca de la estrella

 

   

 

Pasado y futuro se dan la mano en el nuevo Museo Mercedes-Benz de Stuttgart. No solamente por su contenido, que ilustra con piezas únicas los 120 años de historia del automóvil. De diseño futurista, el edificio que alberga el museo pretende también aunar tradición y modernidad. En forma de hélice, su silueta evoca la espiral del ADN, que guarda la herencia genética humana. En este caso, el ADN que conserva el edificio es la herencia de la marca Mercedes-Benz

 

   

 

El museo, proyectado por el estudio de arquitectos holandés UN Studio, se ha construido en un tiempo récord: tan sólo dos años y medio. También es de récord el coste de la obra, que se ha elevado a 150 millones de euros. En total, las nueve plantas del edificio suman 16.500 metros cuadrados de exposición, que reúnen la historia del automovilismo a través de modelos que ya son leyenda para los amantes del motor.

 

Joyas del automovilismo

 

Desde la carroza con motor de gasolina diseñada por Gottlieb Daimler y el vehículo patentado por Karl Benz hasta modelos modernos de Fórmula 1, pasando por auténticas piezas de coleccionista: el Mercedes Simplex de 1902, los Mercedes 770 del emperador japonés Hirohito y del alemán Guillermo II, el coche oficial del canciller Konrad Adenauer, el SSK de 1928, el V12, el Mercedes-Benz 600 o el SL rojo de la princesa Diana de Gales. En total, 170 vehículos expuestos, de los cuales 90 son turismos, 40 coches de competición y otros 40 vehículos industriales

 

   

 

Los visitantes también pueden disfrutar del modelo Mercedes de la familia Jellinek de 1907. Fue un capricho del cónsul general de Austria en Niza, Emil Jellinek, el que acabaría dando nombre a la marca creada por Daimler. Jellinek encargó la construcción de 36 vehículos a condición de que llevaran el nombre de su hija, Mercedes. Los sucesivos triunfos del modelo Mercedes en las diferentes competiciones automovilísticas provocaron que, con el tiempo, Daimler decidiera registrar con la marca Mercedes a todos sus automóviles y coches de carreras

 

   

 

Esto sucedía en 1902. Años más tarde, en 1926, se unían las compañías fundadas por los dos inventores del automóvil, Gottlieb Daimler y Karl Benz, dando paso a Daimler-Benz y posteriormente a Daimler-Chrysler. A partir de ese momento, la marca Mercedes pasaría a denominarse Mercedes-Benz. Desde los primeros pasos de la industria del automóvil hasta hoy, muchos han sido los cambios que se han producido. Los avances técnicos han revolucionado los procesos de producción, así como el mismo concepto del automóvil.

 

Visión de futuro

 

Es por ello que la marca de la estrella, uno de los logotipos más reconocidos en todo el mundo, no quiere pasar por alto la posibilidad de presentar sus apuestas de futuro. Para ello dispone del Mercedes-Benz Center, un edificio de cristal contiguo al museo y unido a él a través de un puente transparente, y que será inaugurado conjuntamente con el museo. Con 36.000 metros cuadrados, el Mercedes-Benz Center expondrá los nuevos modelos de la marca. Además, en su foro se debatirán temas relacionados con la investigación y la seguridad del automóvil

 

   

 

El nuevo Museo Mercedes-Benz de Stuttgart pretende mantener e incrementar en lo posible el poder de atracción de que disfrutaba el antiguo museo, inaugurado en 1923. Convertido en uno de los atractivos turísticos más importantes de Stuttgart, el museo recibió la nada despreciable cifra de medio millón de visitantes en el año 2004

 

   

 

Y es que la capital del estado de Baden-Wurttemberg está estrechamente vinculada a la industria automovilística. Al margen de la sede de Mercedes-Benz, acoge las instalaciones de otra de las referencias del automovilismo mundial: Porsche. El gran constructor alemán de coches deportivos tiene la sede central en Stuttgart y también cuenta con un museo donde se exponen los modelos más míticos de la marca, como el 911

 

   

 

El nuevo Museo del Automóvil Mercedes-Benz de Stuttgart está abierto al público de martes a domingo de 9 de la mañana a 6 de la tarde. La entrada de un día para adultos cuesta 8 euros, mientras que los menores de 15 años no pagan entrada

 

Emili Vinagre

 

 

Más información: http://www.dw-world.com/

 

 


Todos los Derechos Reservados © Arqchile.cl, 2001

ISSN  0718-431X  Número 1 versión en línea  

Arquitectos Jorge Harris y Carolina Harris

e-mail: jharris@entelchile.net