Home

 

Centro de bienestar Bergoase. Mario Botta. Arosa (Suiza). 2006

 

En el extraordinario paisaje de Arosa, rodeado de montañas e integrado en una cuenca natural, el centro de bienestar Bergoase del Grand Hotel Tschuggen es una construcción sin precedentes, en la que la arquitectura parece surgir de la montaña, compartiendo el espacio con los árboles y jugando con la luz intensa del sol y la nieve.

Sobre el lugar que ya albergaba el hotel, el arquitecto del Ticino ha imaginado y construido una obra de fuerte impacto visual, situándola en el parque que se encuentra entre la estructura hotelera y la montaña.

 

   


Aquí, todo el centro de bienestar se desarrolla a nivel subterráneo; lo que es visible desde el exterior es solamente la espectacular cubierta de geométricas formas vegetales. Parecidas a grandes hojas, estos inédito tragaluces dejan pasar la luz que, blanca en los días de nieve, crea una atmósfera realmente mágica en los espacios subterráneos.

 

   


Una solución de fuerte personalidad, por tanto, pero hecha también de respeto hacia el pueblecito que la rodea: el centro de bienestar no se ve, salvo en sus "prolongaciones" hechas de transparencia y de geometrías vegetales.

 

   


En este "bosque" la arquitectura parece realmente querer imitar lo que la circunda, asumiendo las formas ancestrales de una vegetación angulosa. Dentro el espacio está organizado de modo flexible, mediante una serie de módulos integrados en un único grande espacio.

 

   


Las diversas secciones del Bergoase se caracterizan, de hecho, por una incesante relación recíproca y se comunican con el exterior a través de los altos tragaluces. La superficie total es de 5.300 metros cuadrados y comprende también externos como el solárium y la piscina a la que se puede llegar directamente desde la zona de las piscinas interiores, donde se encuentran en una terraza privilegiada, completamente rodeada por la naturaleza.

 

   


Lo que conecta el centro de bienestar con el hotel es una pasarela de vidrio y acero, concebida también ésta para enfatizar la ligereza y la transparencia del complejo.

 

   


Un gran muro de piedra natural soluciona en cambio la relación con el terreno, creando también el espacio necesario para el aparcamiento.

 

   


En este panorama impresionante, el spa Bergoase se configura como un verdadero oasis en la montaña, con habitaciones y suite modernizadas para ofrecer el máximo confort y además con la comodidad de una instalación de un telesilla privado. Recordamos, de hecho, que el Tschuggen Grand Hotel es miembro de los "The Leading Hotels of the World", un consorcio hotelero de lujo que opera a nivel internacional desde hace 78 años. En este lugar de la atmósfera fabulosa, la invitación a soñar y a relajarse comienza, ya antes de entrar, frente a la magia de la arquitectura.
Laura Della Badia

 

   



Más información
www.botta.ch

www.tschuggen.ch

 

 

 

 


Todos los Derechos Reservados © Arqchile.cl, 2001

ISSN  0718-431X  Número 1 versión en línea  

Arquitectos Jorge Harris y Carolina Harris

e-mail: jharris@entelchile.net