Home

La nueva Caja Mágica ya brilla en Madrid

El nuevo macro complejo deportivo y de ocio de la capital de España de más de 80.000 m², obra del arquitecto francés Dominique Perrault, fue inaugurado esta tarde por Zapatero, Aguirre y Gallardón. Será la futura instalación olímpica para la práctica del tenis, y a partir del próximo viernes, tras el concierto inaugural de Lenni Kravitz, albergará el nuevo Open de Madrid en tierra batida y al aire libre.

Madrid tiene un sueño y es pasar a la posteridad como ciudad olímpica. Nadie duda de que la ilusión de albergar unos Juegos Olímpicos se hará realidad tarde o temprano. Ya no podrá ser en 2012, pero podría ser 2016. En octubre el COI tomará esa decisión, y la próxima semana sus observadores llegan a la ciudad para realizar su evaluación. Se toparán ya con La Caja Mágica, el nuevo Centro Olímpico de Tenis de Madrid que Dominique Perrault ha diseñado a orillas del Manzanares en el distrito de Usera, en el barrio de San Fermín, que fue inaugurada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón.

En 80.000 m², el prestigioso arquitecto francés ha proyectado tres estadios, 11 pistas cubiertas y 16 pistas exteriores para la práctica del tenis. Los tres estadios principales, con aforo para 12.500, 3.500 y 2.500 espectadores, suponen un importante hito constructivo, ya que disponen de cubiertas móviles que pueden elevarse o desplazarse lateralmente según las necesidades y las inclemencias meteorológicas de cada momento. De aquí nació su nombre, la Caja Mágica, ya que la silueta del edificio puede cambiar gracias a las cubiertas, conformando un paisaje de geometría variable y luz cambiante.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiso destacar en la inauguración el "apoyo total de todas las administraciones" para conseguir que Madrid organice los Juegos Olímpicos de 2016. "He querido estar hoy aquí, en mi estreno como ministro de Deportes, para agradecer a los deportistas que sigan dándonos tantas alegrías, para subrayar el apoyo total del gobierno de España y de todas las administraciones a nuestro deporte, y ante todo, al proyecto de Madrid 2016, un proyecto de todos y que tiene mucho que ofrecer al mundo, como vamos a recordar a partir de la semana que viene a los miembros del COI", aseguró.

Antes de la intervanción de Zapatero, Albero Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre alabaron el nuevo escenario como uno de los mejores del mundo para la práctica del tenis. "Hoy es el día de la unidad, donde dejamos las diferencias ideológicas y de todo tipo para defender en esta Caja Mágica el proyecto de Madrid 2016", afirmó Gallardón. "Madrid debe der y será olímpica, porque es la única de las grandes capitales que no lo ha sido todavía", advirtió Aguirre.

Visible desde varios puntos de la ciudad de Madrid, el nuevo icono arquitectónico de la Caja Mágica abrirá sus puertas al público general partir del próximo viernes 8 de mayo para un concierto inaugural que ofrecerá el cantante norteamericano Lenni Kravitz. Desde ese mismo día y durante diez apasionantes jornadas, el nuevo escenario albergará el nuevo Mutua Madrileña Open Madrid, un campeonato de tenis en tierra batida con las mejores raquetas de los circuitos masculino y femenino, que toma el relevo del antiguo Master que de disputó durante siete años en el Madrid Arena, y que pretende convertirse en el quinto torneo más importante del mundo tras los cuatro Grand Slam.

Arquitecto con marca propia
Dominique Perrault tiene una amplia trayectoria internacional que cuenta con alrededor de 200 proyectos estudiados o realizados por todo el mundo, donde ha dejado su marca inconfundible con obras que no son sólo edificios, sino búsquedas permanentes, donde cada elemento arquitectónico es considerado, reinventado y revalorizado.

La Biblioteca Nacional de Francia en París le situó en la primera división de la arquitectura mundial. Luego llegaron la Corte de Justicia de las Comunidades Europeas en Luxemburgo, el Velódromo y la Piscina Olímpica de Berlín o el Teatro Mariinsky II de San Petersburgo. En nuestro país, además de La Caja Mágica, ha firmado proyectos como el Hotel ME by Meliá de Barcelona, el Complejo Deportivo Montigalá en Badalona o el Palacio de Congresos y Sala de Exposiciones de León.

 

 
   
 

 
   
 









 
 





 
   
 

 
   
 

 
   
 

 
     
 

 
     
 

 
     
 

 
     
 

 
 








 
 

 
     
     
     
     

 

"La Caja Mágica pertenece a otra época"

Domingo, 10 de Mayo de 2009 00:00 Alicia Valdivieso

 

Dominique Perrault (Clermont-Ferrand, 1953), premio Mies Van der Rohe en 1996 por la Biblioteca Nacional de Francia, ha inaugurado La Caja Mágica, su primera obra en Madrid, la gran apuesta de la candidatura madrileña para los Juegos Olímpicos de 2016. hoyesarte.com entrevista a Perrault para hablar sobre este nuevo complejo, una construcción de 60.000 metros cuadrados que se ha convertido en uno de los nuevos emblemas de la arquitectura contemporánea española y que pretende impulsar la revitalización de la zona del Parque Lineal de Manzanares, en Usera.

Una de las características más destacadas de La Caja Mágica es su relación con el paisaje, ¿existe un vínculo directo entre arquitectura y paisaje?

El proyecto de La Caja Mágica va más allá de la arquitectura, no es un simple problema arquitectónico sino cómo aparece este edificio dentro de toda esa estructura de paisaje y, en general, en una escala mayor, en toda la ciudad. Este edificio, además, supone la reorganización y rehabilitación de toda la zona del río Manzanares por lo que, desde que se empezó a construir, La Caja Mágica se ha encontrado más allá de las cuestiones arquitectónicas por su inevitable relación con el paisaje.

Se podría decir, entonces, que cumple una función dentro del urbanismo madrileño…

La Caja Mágica es una cuestión que va ligada al desarrollo de la ciudad y a la transformación de Madrid. En todas las ciudades europeas hay siempre zonas marginales que se dejan más abandonadas, que tienen problemas sociales, de polución y, digamos, se quedan en un proceso de desurbanización evidente. La estrategia de La Caja Mágica o de la ciudad de Madrid ha sido apostar por esta zona ya que no es sólo un tema de arquitectura, sino una cuestión de invertir en la ciudad en términos sociales.

Últimamente, esta relación entre arquitectura y urbanismo es algo común en los proyectos que va inaugurando y, quizá, la la mayor diferencia entre ellos.

Intento trabajar con el paisaje, la cultura y el entorno que va a rodear al edificio porque es fundamental para realizar el diseño del proyecto. De esta forma, las diferentes construcciones son, o pertenecen, más bien al paisaje, no quedan inmóviles. La idea es que un objeto vivo transforme el paisaje.

¿Le asombra la repercusión mediática que ha suscitado La Caja Mágica?

No. En realidad pienso que la repercusión mediática concierne más bien a un periodo histórico en este país que comenzó con la transformación de Bilbao gracias al Museo Guggenheim y la repercusión que tuvo ese edificio en la arquitectura española. La Caja Mágica concluye este periodo a causa de la crisis como la última construcción en forma de gran proyecto alegre, positivo, finalizando este periodo tan fértil. A partir de ahora, a causa de la crisis, todo será de otra forma, no sabemos todavía muy bien cómo, pero seguro que cambiará.

De hecho, ya no es común inaugurar este tipo edificios en plena crisis…

No sé en todo el mundo, pero en Europa es el único proyecto de estas dimensiones que se ha construido, que se ha realizado y terminado y, en este sentido, La Caja Mágica pertenece a otra época.

¿Cómo empezó su relación con España?

Descubrí España cuando se me otorgó el Premio Mies Van der Rohe de Arquitectura por la Biblioteca Nacional de Francia, viajé a Barcelona para recibirlo y ahí empecé a conocer este país.

¿Y qué fue lo que más le sorprendió de la arquitectura española?

Lo más interesante de la arquitectura española es que ha tenido la visión y la capacidad de ser excepcionalmente abierta e invitar a grandes arquitectos internacionales a trabajar en España, sin desmerecer para nada a los arquitectos españoles porque su nivel es verdaderamente alto. Gracias a esa hospitalidad y apertura que en otros países no existe, se ha producido ese fenómeno muy, muy fértil que hace que en España exista una verdadera competición de arquitectos y arquitecturas.

¿Cuáles son sus próximos proyectos en nuestro país?

Estamos preparando un proyecto muy interesante en Madrid. Se trata de una pasarela sobre el río Manzanares que comunicará los distritos de Carabanchel y Arganzuela y que facilitará el acceso al nuevo parque del espacio recuperado de la M-30. Además, también estamos trabajando en el nuevo Palacio de Congresos de León, que será un enlace entre los distintos tipos de arquitectura que existen actualmente en la ciudad.

 

 

Más información: http://www.expansion.com/




Todos los Derechos Reservados © Arqchile.cl, 2001

ISSN  0718-431X  versión en línea  

Arquitectos Jorge Harris y Carolina Harris

e-mail: jharris@entelchile.net