Home

 

Cómo comprar en verde y no salir perdiendo

 

Académico del Departamento de Arquitectura de la Universidad Técnica Federico Santa María, Roberto Barría, asegura que el gran riesgo de esta nueva tendencia en la compra de viviendas, es invertir el dinero y que -por alguna razón- el proyecto no se construya o, simplemente, no sea real.

 

Toda una vida ahorrando cada peso para la anhelada casa propia. Está todo listo, usted ya visitó el piloto, y es justo lo que buscaba. Así es que aún cuando en el terreno no haya siquiera un ladrillo de lo que será su inmueble, se decide y compra. Pero ¿quién le asegura que lo que le están ofreciendo es lo que recibirá al término de la obra? ¿quién garantiza que no está tirando su dinero por la borda?.  

 

De ello se hace cargo Roberto Barría, Profesor del Departamento de Arquitectura de la Universidad Santa María, quien asegura que con el paso de los años la denominada “compra en verde” ha evolucionado para proteger a las personas. “Normalmente ésta firmaba una promesa con quien desarrollaba el proyecto, pero cuando por alguna razón la empresa a cargo quedaba en imposibilidad de pago, los bancos no reconocían la promesa, y ésta no tenía validez ni respaldo jurídico frente a una acción como hacer efectiva una hipoteca. La persona perdía toda la plata”, comenta.

 

La compra en verde significa que usted todavía no puede generar un título de dominio sobre el bien que está cancelando. Es decir, “es usual que las personas por asegurar una oferta de su interés, no cancelen totalmente el valor del inmueble sino que aseguran una compra mediante el pago de un porcentaje del precio total. No es raro y puede darse en ocasiones que este tipo de operaciones tengan que ver también con ciertos criterios de rentabilización de capitales. Hay personas que compran bienes raíces y usufructúan de ellos, lo que para quienes no tienen urgencia de dinero y disponen de recursos suficientes, esa alternativa de inversión es el modo de hacer la mejor colocación de dinero”, establece Barría.

 

Como una promesa de compraventa no tiene un valor equivalente a una hipoteca inscrita en el Conservador de Bienes Raíces, se ha legislado sobre el tema, creándose un seguro que cubre los riesgos de una promesa de compraventa, por lo que el profesor recomienda tener los siguientes resguardos a la hora de comprar en verde, y que constituyen aspectos casi de sentido común:

 

- Informarse sobre cuáles son los requisitos a los que debe responder el vendedor.

- Cerciorarse del Seguro Obligatorio de Garantías para Compras en Verde.

- Verificar que los documentos que se firman estén ratificados por instancias pertinentes, es decir, que la promesa que anticipa y resguarda la compra en verde esté verdaderamente firmada por quien corresponde, que se haga en una notaría por un tercero, de manera que haya una certificación de que las personas que firman son las que dicen ser, y que tienen la representatividad que dicen tener.

- Además, es prudente tener una conversación con una asesoría legal, especialmente cuando uno va a hacer una inversión que compromete una parte importante del patrimonio de la persona.

 

Todo ello considerando el riesgo que siempre se corre: invertir el dinero y que por alguna razón el proyecto no se haga o, simplemente, no sea real. Pese a ello, Barría asegura que la compra en verde constituye una oportunidad conveniente, “pues bien implementada ofrece alternativas de financiamiento que debieran redundar en un menor costo final de la operación para el comprador”.

 

 

----------

Claudio Domínguez I.

Periodista

Dirección General de Comunicaciones

Universidad Técnica Federico Santa María

Fono: (32) 2654090

www.usm.cl

 

 

   

 

 


Todos los Derechos Reservados © Arqchile.cl, 2001

ISSN  0718-431X  versión en línea  

Arquitectos Jorge Harris y Carolina Harris

e-mail: jharris@entelchile.net