Home

 

Estadio Municipal. Braga (Portugal). Souto De Moura. 2004

 

 

De los 7 nuevos estadios que Portugal construyó con ocasión del Campeonato de Europa de Fútbol del 2004, el de Braga ha sido definido como el más espectacular, y fue designado por la UEFA como una de las obras más interesantes en el panorama de las estructuras deportivas.

 

   

 

Proyectado por el portugués Edoardo Souto de Moura, el Estadio Municipal de Braga tiene, de hecho, una característica que lo distingue de todos los demás: forma casi un todo con el paisaje que le rodea, puesto que ha surgido donde en otro tiempo existía una cantera, (la cantera de granito de Dume) precisamente en la cadera del Monte Castro. Se trata del primer proyecto arquitectónicamente relevante realizado en el área de las canteras en desuso en esta zona de Portugal rica en granito.

 

   


Su estructura de cemento armado define con líneas sobrias las dos tribunas. Tres galerías circulares atraviesan el graderío, lo que permite atravesarlo fácilmente. La ausencia de otras tribunas en los otros dos lados hace que el estadio esté más abierto hacia el exterior con respecto a las estructuras análogas, y permite un agradable intercambio visual con el paisaje circundante.

 

   


Otra peculiaridad del estadio es la cubierta del campo de fútbol, formada por una serie de cables (con una luz de 220 metros) que se extienden entre las dos tribunas, creando una verdadera trama.

El resultado es una estructura suspendida, que da un toque de ligereza al complejo de cemento armado y, sobre todo por la noche, parece disolverse, dejando entrever el cielo y la montaña en la que el estadio está integrado.

 

   


La imagen es también la de una escultura arcaica, y de hecho, el arquitecto parece haberse inspirado en los antiguos puentes incas del Perú, realizados con cuerda. Es sobre todo de noche, cuando está iluminado, cuando el estadio presenta su aspecto más sugestivo, enfatizando sus características tridimensionales. El objetivo del arquitecto y de los clientes ha sido crear un punto de referencia en el paisaje construido de esta región, a través de una obra capaz de ejercer una cierta fuerza atractiva, no solo por las actividades que albergaría, sino por su especial geometría y por las peculiaridades de su estructura. No por casualidad, en algunos puntos de las tribunas, una serie de aberturas y soluciones estudiadas ad hoc permiten disfrutar de espectaculares escorzos sobre la arquitectura y sobre el paisaje.

 

   

 

En este estadio, además, los espectadores pueden gozar de una magnífica vista del terreno de juego, precisamente porque todos los asientos están concentrados en las dos empinadas tribunas que se desarrollan a lo largo de los lados mayores del solar.
 

   


Con este proyecto, innovador por sus aspectos formales y por las elecciones constructivas, el arquitecto Eduardo Souto de Moura ha ganado el 47º premio FAD de Arquitectura 2005.

Laura Della Badia

 

 

 

 

Más información: http://www.floornature.biz/

 

 

 

 


Todos los Derechos Reservados © Arqchile.cl, 2001

ISSN  0718-431X  Número 1 versión en línea  

Arquitectos Jorge Harris y Carolina Harris

e-mail: jharris@entelchile.net