Home

 

 MONUMENTO A LAS VICTIMAS DEL ATENTADO DEL 11 DE MARZO 2004

 

 

Ha sido inaugurado en Madrid el monumento a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004.

 

   

 

"La idea ¿han explicado los jovencísimos proyectistas, poco más que estudiantes- era quedarnos con lo más inmaterial de ese día, que son los sentimientos de las personas, y trasladarlo un poco más lejos, a la rotonda, para que pueda ser visto todo el tiempo y por toda la gente".

INTRODUCCIÓN

 

El monumento que se presenta en este proyecto de ejecución surge y responde a los planteamientos invariantes que se han mantenido a lo largo de todo el proceso de definición: la transparencia y la permeabilidad.

 

   

 

Tiene dos partes íntimamente relacionadas y carentes de sentido una sin la otra. La cúpula irregular de vidrio y la sala bajo rasante donde se hará realidad el fenómeno de mirar la cúpula desde abajo donde  podrán leerse los mensajes inmersos en ella.

 

CONSTRUCCIÓN ESCULTURA

 

La  construcción  de la cúpula irregular de vidrio permitirá apreciar un material tal cual es en su naturaleza.

La escultura está formada por dos capas diferentes en su materialidad y su construcción.

 

   

 

La primera es la formada por los bloques de vidrio y la segunda por una membrana de ETFE donde estarán impresos los mensajes escritos los días sucesivos al 11 de Marzo de 2004.

La estructura vítrea alcanza una altura de  11 metros .Consiste en una estructura de  cáscara construida por  bloques de vidrio óptico transparente e  incoloro de 30x20x7cm.

 

   

 

El concepto estructural  de la misma retorna nuevamente a la construcción de sistemas  cerrados trabajando a compresión.  Se utiliza una sola pieza básica para construir toda la geometría del monumento. Una pieza capaz de adaptarse a los diferentes ángulos del monumento.  La capa de vidrio  es cerrada y no permite la entrada de agua en el interior de la misma. Tiene un peso de alrededor de 160 toneladas y es totalmente transparente e incolora.

 

   

 

Los bloques de vidrio irán pegados unos a otros con un pegamento adhesivo. La ausencia por lo tanto de ningún elemento opaco en el monumento  es el germen de  su construcción. Tan solo brillos, reflejos y luz formarán materialmente el monumento.

 

   

 

La segunda capa es la lámina de ETFE con un peso aproximado de 20 kgr. en la cual están los mensajes impresos. Esta membrana está sujeta por succión. Unos ventiladores crearán un vacío entre las dos pieles que permitirá que el monumento se mantenga en pie sin ningún elemento opaco que oscurezca la idea del proyecto. Los mensajes serán vistos a través de la piel de vidrio durante el día y aparecerán de distinta manera durante la noche.

 

   

 

Esta  cúpula interior desmaterializada totalmente solo estará formada por letras. La membrana  transparente nace en el interior de la sala para hacer llegar los mensajes a la ciudad de Madrid.  Las letras darán forma y tamaño a dicha lámina que tiene por principal  cualidad la de no hacerse visible con un 97% de transparencia.

 

   

 

 

SALA DE LA REPRESENTACIÓN


El acceso a la sala se sitúa dentro de la estación de Atocha, en su vestíbulo principal. Una vez en el interior la sala es un espacio de desaparece para dejar que la luz se a la protagonista.

 

   

 

Un espacio de vacio azul que permite que la única distracción que tenga sea el óculo que permite observar la cúpula desde el interior. 

 

   

 

Todo lo demás esta pensado y materializado en referencia a esa visión. La luz , llena de matices y reflejos provocados por el vidrio y el ETFE inundará la sala haciendo de ella un espacio amable y discreto. 

 

   

 

Desde el interior de la sala se podrá ver la estación de RENFE sin por ello escuchar lo que allí sucede. La sala está asilada del ruido exterior. Un espacio vacío, en silencio, con la luz como protagonista.

 

 

Más información: http://www.estudiofam.com/

 

 

 

 

 

 


Todos los Derechos Reservados © Arqchile.cl, 2001

ISSN  0718-431X  Número 1 versión en línea  

Arquitectos Jorge Harris y Carolina Harris

e-mail: jharris@entelchile.net