Home

Oda al bambú

 

En Ginza, el barrio fashion de Tokio, el estudio Fuksas diseñó para Giorgio Armani un imponente edificio de 12 pisos, síntesis del refinamiento de esa etiqueta italiana y del que caracteriza a la cultura nipona

 

 

   

 

Cuenta la leyenda que la planta de bambú es el símbolo de la paciencia y la perseverancia: una semilla tarda siete años en asomar y cuando brota, nunca antes de ese largo período, en sólo seis semanas puede alcanzar hasta 30 metros de altura. Su aspecto es sumamente frágil y delicado. Sin embargo, por su asombrosa dureza y versatilidad, en todo Oriente se la conoce como "el acero vegetal".
Esas virtudes, que también son valores esenciales de la milenaria cultura nipona, quedaron plasmados en el Armani Ginza Tower, el flamante edificio de doce pisos que el diseñador Giorgio Armani mandó a construir en el barrio más moderno de Tokio. El bambú es el elemento inspirador que recorre por dentro y por fuera el sofisticado edificio proyectado por los arquitectos italianos Doriana y Massimiliano Fuksas, con la personalísima participación de Armani, que ya lleva inauguradas otras tantas tiendas a lo largo y ancho del remoto país.

 

   


El motivo de la planta de bambú recorre la fachada de los tres primeros pisos, y a partir de allí lo hace mediante el sistema de iluminación por LEDS, acentuando la estilizada línea de los marcos de metal dorado de la base, que imitan la caña, y que se "elevan" a lo largo del edificio permitiéndole lucir como una caja de vidrio cubierta por una cascada de hojitas luminosas, realizadas en plexiglás blanco helado, que envuelven suavemente la fachada. Los bambúes aplicados sobre la parte baja de la torre fueron realizados en metal revestido de una capa color oro.
Del cuarto al undécimo piso, el dibujo se continúa gracias al empleo de un particular tipo de cortina en la que las hojas iluminadas se insertan por detrás.

La fuerza de lo simple

La torre ocupa en total 7370 m2, desarrollados en 12 pisos y 2 subsuelos. En la planta baja, primero, segundo y tercer piso se ubican los salones que albergan las distintas líneas de indumentaria; en el cuarto y quinto piso se dispuso la colección de muebles y objetos de decoración; en el sexto piso hay una oficina de prensa; séptimo y octavo, oficinas corporativas de la firma en Japón; un showroom en el noveno, y más arriba dos restaurantes y el primer spa del "imperio" Armani.

 

   


Las plantas donde se alojan las prendas están dividas en amplios salones diseñados para cada tipo de producto, con estantes y particiones especiales de mucho brillo y metal plateado intercalado entre dos hojas de vidrio claro. El color negro intenso de los pisos extiende la sensación de amplitud. Estos solados fueron cubiertos con piezas de mármol reconstituido, los techos llevan paneles de acero negro laqueados, mientras que las paredes están terminadas en vidrio esmerilado y plexiglás, pensados para simular bosques de bambú cuyas hojas sirven como estantes. Además se colocó una serie de gabinetes pintados de madera y metal cepillado en tono dorado, acero, plexiglás transparente y blanco helado.

 

   


Las áreas se definen por un sistema de vidrio esmerilado extra claro, junto con una malla de metal en tono platino, ubicados en varios puntos para imaginar el árbol del bambú. La colección Armani Casa se presenta dentro de un suntuoso entorno donde los muebles y objetos para todas las áreas de una vivienda se ubican entre sinuosos pasillos alrededor de paneles que definen los distintos espacios. La iluminación nunca es plana y se ajusta para realzar la forma de un objeto, la tersura de una tela o la esencia preciosa de alguna madera.

 

   


Los pisos 10 y 11 alojan, respectivamente, el Armani/Ristorante y Armani/Privé. En el restaurante, de 120 asientos, se destaca la original cocina mediterránea del chef Enrico Derflingher, y está implantada en un lugar muy íntimo, con mesas de madera laqueada negra con una doble capa de metal y otra de vidrio, rodeadas de paneles con terminaciones de oro cepillado y perforados con imágenes de pequeñas hojitas de bambú. Arriba de este sector está el Armani/Privé, área exclusiva para clientes VIP, con 40 asientos y una terracita con deck de madera de teca. Dicen que lo más extravagante es el spa, inspirado en las antiguas termas romanas, y puesto con lo mejor de la colección de muebles Armani.

Marina Gambier

Fotos: gentileza Armani y archivo Fuksas

Pase y recorra

  • Paralelamente a la inauguración del edificio, la empresa Armani lanzó una página Web, disponible en italiano, inglés y japonés, en la que ofrece información acerca de la torre, la colección y los servicios exclusivos de la tienda. El sitio fue realizado en colaboración con la agencia Create the Group, e incluye un paseo virtual por seis áreas temáticas: El Edificio, Filosofía de Diseño, Colecciones Ginza Tower, Servicios Exclusivos, Area Ginza y Novedades & Prensa. En la sección El Edificio permite al visitante ver todas las imágenes y detalles de cada uno de los 12 pisos, la boutique Giorgio Armani, la tienda Emporio Armani, la colección de diseño interior de Armani/Casa, el primer Armani/Spa del mundo y el Armani/Restorante, y Armani/Privé lounge bar. En la sección Filosofía de Diseño hay un video donde el mismo Armani da la bienvenida, cuenta cómo trabajó con los arquitectos Doriana y Massimiliano Fuksas, y explica la filosofía que inspiró el diseño de Armani Ginza Tower.

  • www.armaniginzatower.jp



Ficha técnica

Proyecto: Armani Ginza Tower

Estudio: Doriana y Massimiliano Fuksas

Comitente: Grupo Giorgio Armani

Lugar: Harumi Dori, Ginza 555 Ginza, Chuo-Ku, Tokio, 104-0061

Superficie total: 7370 m2

Pisos: 12

Asesores en iluminación: Speirs Major Associates

 

Más información: http://www.lanacion.com.ar/

 

 

 

 


Todos los Derechos Reservados © Arqchile.cl, 2001

ISSN  0718-431X  versión en línea  

Arquitectos Jorge Harris y Carolina Harris

e-mail: jharris@entelchile.net