Home

Apple Retail Store. Nueva York. Bohlin Cywinski Jackson. 2006

 

Transparente, luminoso, pero perfectamente definido en su geometría y en su diseño: el cubo del Store Apple en el 767 de la Quinta Avenida es una joya de diseño y tecnología, que muestra la ya estrecha relación entre el marketing y la arquitectura.

Lleva la firma del estudio americano Bohlin Cywinski Jackson, fundado en 1965 en Wilkes-Barre, en Pensilvania, por Peter Bohlin y Richard Powell. Hoy el estudio tiene 4 sedes en otras tantas ciudades americanas y es conocido a nivel internacional por su filosofía rigurosa, atenta al detalle, con una propensión al uso del cristal, de la madera y de la piedra.

 

   


Todos ellos son detalles que se presentan también en el Store Apple de la Gran Manzana. Abierto las 24 horas del día, los 7 días a la semana, los 365 días del año, el Store ha catalizado rápidamente la atención de los ciudadanos y de los numerosos turistas, atraídos no sólo por la notoriedad de la marca, sino también por la imagen de este cubo, tan ligero y transparente, en claro contraste con los edificios que le rodean.

 

   


En las fachadas del cubo transparente, el luminoso logo blanco en forma de manzana es el único elemento que interrumpe la continuidad de los paneles de cristal. 538 losas y 400 ribetes de metal construyen la geometría de este originalísimo contenedor, el cual no es otra cosa que la entrada a la verdadera tienda, que se encuentra, en cambio, en la planta de abajo.

 

   


El cubo es, por tanto, esencialmente icono, punto de referencia, sólo aparentemente carente de funciones. Su ligereza, su dimensión casi etérea emergen con más fuerza aún gracias al contraste con la pavimentación de piedra. La piedra serena de textura pulida crea un fondo ordenado y compacto.

 

   


El contraste entre su matericidad y la más ligera del vidrio, entre el gris y la transparencia hace aún más sugestiva la figura del cubo, sobre todo por la noche, cuando la tienda está completamente iluminada. El diseño no podía no ser una de las principales características de esta tienda que ha sido concebida para convertirse en una de las más representativas de la marca. El minimalismo del exterior se repite en el interior, donde los protagonistas son los colores naturales de los originalísimos estantes, que son más que nada soportes.
Un único mostrador, de más de 13 metros, reúne todas las funciones de Genius Bar, iPod Bar y The Studio, un auténtico espacio creativo. Todo ello ha costado 9 millones de dólares.

Laura Della Badia

 

Más información: http://www.floornature.biz/

 

 

 

 


Todos los Derechos Reservados © Arqchile.cl, 2001

ISSN  0718-431X  versión en línea  

Arquitectos Jorge Harris y Carolina Harris

e-mail: jharris@entelchile.net